☆ Dragon Ball, la película que nada tiene que ver con la franquicia original.

Quizas como muchos saben en la semana pasada, el trailer de Dragon Ball se filtro por internet, mostrando un par de escenas sobre el contenido de la misma.

La primera impresión: “Apesta”.

Considerando que es la segunda vez que se lleva al cine. Esta nueva versión con los personajes en carne y hueso, es una mejora comparada contra aquella primera película de muy bajo presupuesto y origen asiático.

Pero aparentemente, todos los temores que se tenían comienzan a volverse realidad, tal como lo percibí en algunos comentarios del blog de Oscar, la historia que nos presentan parece ser la versión genérica de cualquier película de acción fantástica, sin respeto alguno al material original.

La historia parece tan genérica, que podríamos substituir del guión ‘Esferas del dragon’ por ‘Cristales magicos’; ‘Goku’ por ‘Lee’ y así sucesivamente por estereotipos orientales, que incluso podríamos meter a Jackie Chan como actor principal, tendríamos una película que llenaría las carteleras cualquier día del año. Pasando sin pena ni gloria, quizás con un poco de suerte una agradable tarde.

Lo que me causa curiosidad es que tanto poder de convocatoria tiene ahora la serie, para poder llevar gente al cine a ver la película, ya que el mejor momento de Dragon Ball a nivel mundial, ha pasado ya hace varios años, pero aun se le guarda cariño.

Independiente de que tanta libertad creativa se tomaran los guionistas con la pelicula, solo existe una forma de poder salvar esa tarde en el cine.

Escenas de acción increibles.

Si nos pueden entregar escenas de acción donde los poderes parezcan cercanos a nuestros mas excitantes sueños, probablemente olvidaremos lo alejado que se encuentra de el anime o el manga.

Si, es cierto, somos baratos como espectadores, pero si realmente, logran darnos una exhibición de efectos especiales que nos asombre con secuencias de acción en una batalla final, como siempre lo hemos soñado y de pequeños jugábamos, haciendo uso de nuestra imaginación para poder lanzarle un Kame Hame Ha a nuestros amigos, si realmente nos pueden entregar eso quizas, perdonemos que Dragon Ball, no sea Dragon Ball.

Por otro lado, preparense a una segunda parte de la película, ya que es muy probable que las salas de cine se llenen, pero como al final del día, el cine sigue siendo un negocio. Probablemente veremos esa secuela.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.