☆ Amo a mi iPad (Pero solo en ambientes limitados)

Durante meses escuche cientos de burlas con respecto al iPad, en particular sobre que simplemente era una iPhone grandote, o básicamente, cuatro de ellos pegados. La verdad que ha medida que pasan los días, he aprendido a querer mi iPad por todas las limitaciones con las que cuenta.

Y aprender a trabajar en un ambiente limitado tiene sus ventajas.

Para comenzar, las aplicaciones diseñadas para la plataforma, tienden a ser muy enfocadas a resolver un problema en especifico o a exaltar cierta tarea. Esto tiene sus ventajas. Un ambiente con menos distracciones, es un ambiente quizás mas productivo.

Por ejemplo, en este momento, estoy escribiendo este post haciendo uso de iA Writer , una aplicación diseñada para la escritura y nada mas. Quizás debería sentirme timado por su precio (50 MXN en la App Store) sin embargo es uno de los ambientes de escritura mas agradables que haya usado. Tiene una barra de controles enfocada a la escritura de textos, y un modo de enfoque, que solo me permite ver las oraciones anteriores, pero nada mas.

Quizás el plus de que se conecte con mi dropbox. Pero fuera de eso, es una aplicación muy sencilla. Y sin embargo, estoy encantado.

¿Pero como llegue a descubrir las ventajas de trabajar en un ipad?

Hace una semana, tuve la oportunidad de colaborar en la organización de un evento llamado iWeekend, donde durante un fin de semana, buscaríamos tres proyectos prometedores y ayudaríamos a poner las bases para continuar con ese proyecto. Durante este fin de semana, pude llevar conmigo mi laptop, sin embargo, decidí llevar conmigo el iPad, en otras palabras, “put my money where my mouth is” cosa de la cual no me arrepiento. Con una sorprendente duración de la batería de mas de 10 horas, con una carga por la noche, pude trabajar, todo el día, sin problema alguno. Incluso jugar, durante alguno de los tiempos muertos. Realmente no extrañe mi maquina, salvo contadas ocasiones, en las que deseaba un archivo en especifico que solo se encontraba en mi laptop.

Pero, desde crear diagramas, mockups, revisar el correo, navegar, o simplemente, perder unos minutos, con una partida rápida de algún juego. Mis necesidades, eran perfectamente saciadas.

¿Trabajaría todo el día en ella?

Probablemente no, pero para tardes de junta o simplemente, donde no implique una actividad de uso intensivo de CPU o mis actividades habituales de developer. Para aquellos días, en los que quiera pasar rápido al Starbucks, por un cafe y un cheseecake, creo que es mas practico solo llevar el iPad y despreocuparme. Aunque seamos honestos, la mayor parte de mis necesidades móviles ya eran cubiertas por mi iphone, sin embargo, escribir piezas largas de texto como esta en el iphone es algo que dista de ser cómodo o navegar cómodamente, gracias al tamaño de la pantalla, sin embargo en el iPad, se vuelven actividades, cómodas y no tan complejas.

Si entendemos que al final, el iPad cubre cierto espectro de necesidades. Quizás se pueda entender por que tanta gente ha estado tan entusiasmada por su llegada y entiendo a los críticos del actual modelo, pero podríamos considerar esta versión como un vistazo en el presente, en lugar de esperar por un modelo perfecto que estará en el mercado en 5 años.

¿Me gustaría que toda ni experiencia en computo fuera así?

Las respuesta corta, no. La respuesta larga, es que en realidad me gustan mis terminales y mi multitasking obsceno, pero me encanta que en ciertas ocasiones, pueda simplificar mi vida computacional, como hace 20 años. Y disfrutarlo con asombro como hace 20 años.

Leave a Reply